Buscar
  • Lila Monti

ELLA, LA CATALIZADORA.

Yo soy una persona intensa.

Cuando estoy inmersa en algo, es mil por ciento. Y voy con toda, veloz pero profundo.

Como ahora, que empecé este proceso de reconstrucción, creación, recreación del rompecabezas que mi papá era para mí y no paro desde hace varios días.

En eso estaba esta mañana cuando Juana me preguntó , otra vez, "¿por qué te acordaste?". Desde que él murió ella distingue totalmente cuando uno de mis llantos (yo soy llorona) es por él. Lo sabe, registra que están hechos de una materia diferente.

Le dije que no era algo en particular, y que estos días lo estoy extrañando mucho, casi todo el tiempo. Y le pregunté si ella quería compartirme algo. Lo primero que me dijo fue "el abuelo se reía". Sus cuatro primeras palabras, casi inmediatas. Yo las engullí enseguida, totalmente consciente de que eran absolutamente suficientes. Pero, como ya dije que soy intensa, le pregunté "¿y tenés alguna otra cosa que me quieras contar, alguna imagen?" Y ella me respondió "No lo sé... Yo lo sentía en mi corazón".

Ella. Belleza y amor en su más pura expresión. Intuición preciosa.

Claro que sí.

Está en su corazón. Y es inexplicable.


0 vistas